ACUARIO.

                     Acuario          GLIFO ACUARIO

El signo de Acuario proviene de la constelación del mismo nombre, que representa a Ganimedes, un príncipe troyano famoso por su hermosura. Zeus, desde el Olimpo, contempló la belleza del muchacho y decidió que debía de ser el copero del Olimpo. Inmediatamente se transformó en una gran águila imperial, bajó hasta el monte cogió al muchacho y lo transportó por los aires hasta perderse entre las nubes.

GANIMEDES Una vez en el Olimpo, Zeus concedió a Ganimedes la inmortalidad y le asignó la función de servir el néctar a los dioses durante las fiestas que tenían lugar allí.

Para los dioses el néctar es la bebida sagrada de la inmortalidad y tiene el mismo papel que el vino para los mortales. Pero los griegos nunca bebían vino puro, si no que lo mezclaban con agua. Por imitación de esta costumbre humana Ganimedes fué convertido en constelación en el momento en el que está vertiendo el agua para mezclarla con el néctar divino.

 

 

VIRGO 

                                                                                         

Aunque existen varias explicaciones sobre el origen del signo de Virgo, la más aceptada es la que lo identifica con la justicia, una de las Horas. Las Horas, hijas de Zeus, son las encargadas de la regulación del paso del tiempo y las que garantizan el orden, la legalidad y la paz entre los mortales.

Al principio, los hombres eran buenos y piadosos, y los Dioses bajaban continuamente a la Tierra para mezclarse y convivir con ellos. Pero con el paso del tiempo se fueron olvidando de los Dioses y se volvieron belicosos y soberbios, y los Dioses les dieron la espalda. Justicia se alejó definitivamente de la Tierra y se estableció en el firmamento convertida por su padre Zeus en la constelación de la Virgen o Virgo.

 

 

ARIES

 

                                                                       

 Atamante, rey de Tebas, aconsejado por su segunda esposa, Ino, estaba a punto de sacrificar a sus dos hijos de matrimonio anterior, pero Zeus envió a los dos niños, Frixo y Heles, un carnero alado con la piel dorada que se los llevó y los salvó del sacrificio, pero por el camino la niña, Heles, se cayó al mar y dió nombre al Helesponto. Frixo volo hacia Oriente donde  lo sacrificó a Zeús y ofreció su piel al rey Eetes, que tras consagrarlo a Ares lo clavó en una encina de un bosque del dios. Más tarde, este vellocino será el objetivo de la expedición de los Argonautas camandada por Jasón.

El carnero se marchó al cielo, y, por eso, aparece con menos brillo. tiene una estrella sobre la cabeza, tres sobre el hocico, dos sobre la cerviz, una brillante en la punta de la pezuña delantera, cuatro sobre el lomo, una sobre la cola, tres debajo del vientre, una sobre la cadera y una en la punta de la pezuña trasera.

 

TAURO

 

                                        

Zeus metamorfoseado en toro, raptó a la princesa fenicia Europa. En su lomo la llevó hasta Creta tras cruzar el mar. De esta unión nacieron Minos, Radamantis y Sarpedón. Este hecho supondrá el origen de la dinatía cretense de Minos. Tras su muerte, Europa recibió honores divino y el toro, animal en el que se había convertido el propio Zeus para unirse con ella, se trasladó al cielo donde formó la constelación Tauro.

Posee una estrella sobre el nacimiento de cada cuerno, una sobre cada ojo, uno sobre los ollares, una sobre cada hombro, una sobre la rodilla izquierda delantera, una sobre cada pezuña, una sobre la rodilla de la pata derecha, dos sobre el cuello, tres sobre la espina dorsal, una bajo el vientre y una brillante sobre el pecho.

GEMINIS

 

                                                                 

Leda,  princesa espartana, se había unido la misma noche a su esposo Tindáreo y a Zeus, que había tomado aspecto de un cisne para poseerla. Leda puso un huevo del que nacieron dos parejas de gemelos: Castor y Polux, por un lado, y Helena y Clitemnestra por otro. Pero mientras Cástor y Clitemnestra eran hijos mortales, Pólux y Helena eran inmortales. Cástor encontró la muerte en un singular combate y Polux, que le amaba sinceramente, pidió a Zeus que le devolviera la vida o que le privara a él de la inmortalidad. Zeus aceptó que, mientras Cástor viviera sobre la tierra, Pólux  habitase en las moradas de los muertos; de esta manera vivían y morían alternativamente.

Años después, conmovido Zeus por el mutuo amor que se profesaban, los colocó entre los astros donde bajo el nombre de Géminis forman dos constelaciones.

Uno de ellos lleva una estrella en la cabeza y otra sobre cada hombro; otro sobre el codo derecho, otra en la mano derecha, una sobre cada rodilla y una en cada pie. Nueve en total.

El otro tiene una en la cabeza, una en el hombro izquierdo, una en cada tetilla y una en el codo izquierdo, otra en la mano,  otra en la rodilla izquierda, ora en cada pie, y otra debajo del izquierdo, en total diez.

CÁNCER

 

                               

Heracles, nacido de Zeus y Alcmena, tuvo que realizar doce trabajos por orden del rey Euristeo. El segundo de ellos consistió en matar a la Hidra de Lerna, mosntruo, de cuerpo de perro y nueve cabezas, una de ellas inmortal, cuyo aliento era letal. Cada vez que apareció una enorme cangrejo para ayudar a la Hidra y mordió a Heracles en el pie. Éste aplastó furiosamente la concha. En recompensa por los servicios de cangrejo, Hera, que odiaba a Heracles por ser fruto de una aventura de su marido Zeus, puso su imagen entre los doce signos del Zodiaco.

El cangrejo posee, sobre cada pata del flanca derecho una estrella sin brillo; sobre la pata anterior del lado izquierdo dos sin brillo; sobre la pata anterior del lado izquierdo dos sin brillo; dos sobre la segunda; una sobre la tercera; una sobre el extremo de la cuarta; una sobre la boca y tres en la pinza derecha; finalmente dos en la pinza izquierda.

 

LEO

                   

 

Había en Nemea un cruel león que se había convertido en el terror del valle. Heracles, obligado por Euristeo en una de sus doce trabajos, intentó en primer lugar matarlo a flechazos pero la piel del león resistía cualquier arma.

Por fin consiguió estrangularlo con sus propias manos. A partir de aquí la llevó sobre sus hombros.

Zeus, para que ya siempre quedara constancia de la hazaña de su hijo, convirtió al león en constelación.

Tiene tres estrellas sobre la cabeza, una en el pecho y dos debajo; una sobre la pezuña derecha, una en el vientre, otra debajo, una en la cadera, una en la rodilla trasera, una en la pezuña, dos en el cuello, tres en la espina dorsal, una en el centro de la cola y otra en la punta. Total diecinueve.

 

LIBRA

        

Este signo del zodiaco surge de las pinzas del Escorpión. En efecto, el tamaño gigantesco del escorpión que salió de la tierra y mató a Orión queda demostrado por el hecho de que la correspondiente constelación llamada Escorpión, ocupa el espacio de dos signos del Zodiaco o casas del Sol: el cuerpo y el aguijón ocupan el signo de Escorpión y los brazos y las pinzas ocupan el segundo signo llamado Libra.

SCORPIO

           

Orión era un gigante cazador hijo de Poseidón que había recibido de su padre la facultad de andar por la superficie del mar. Intentó violar a la diosa Artemisa, diosa de los bosques y la caza, quien le envió un escorpión que le picó en el talón provocándole la muerte. En pago a este servicio, el animal acabó convertido en constelación y lo mismo sucedió con Orión. Por eso la constelación de Orión huye eternamente de la de Escorpión.

Tiene tres estrellas sobre la frente, tres en la espina dorsal, dos sobre el vientre, cinco sobre la cola y dos sobre el aguijón.

SAGITARIO

                  

Aunque muchos creen que se trata del centauro Quirón, mitad hombre, mitad caballo, no parece que sea esta la teoría acertada ya que no se le ven cuatro patas, sino que se mantiene erguido disparando un arco. Además ningún centauro usó nunca un arco. Seguramente se trata de Croto, hijo de Pan, el dios de los pastores y Eufeme, la nodriza de las musas,  con quienes habitaba en el Helicón. Las musas le enseñaron la técnica de lanzar flechas gracias a lo cual conseguía su sustento. Una vez, mientras las oía, y para mostrarles su admiración inventó los aplausos por lo que, al verlo, los demás hicieron lo mismo. Las musas convirtieron de Zeus que fuese transformado en constelación.

Lleva dos estrellas en la cabeza, dos en el arco, dos en la punta de la flecha, una en el codo derecho, una en la parte de la mano, una en el vientre, dos en el lomo, una en la cola, una en la rodilla delantera, una en el casco y una en la rodilla trasera.

CAPRICORNIO

         

Según la leyenda, Capricornio era un ser monstruoso, con la parte inferior de pez y con cuernos en la cabeza. en la lucha por el poder entre Zeus y los Titanes ayudó al primero y parece que fue él quien encontró la concha de caracol marino de la que se sirvió para vencer a los conjurados con su sonido, haciéndoles huir. Una vez que Zeus se hizo con el poder, lo colocó entre las constelaciones.

Tiene una estrella en cada cuerno, una en los ollares, dos en la cabeza, una debajo del cuello, dos en el pecho, una en el pie delantero, otra en la punta del pie, siete en el lomo, cinco en el vientre y dos en la cola.

 

PISCIS

      

En realidad es una deformación llamar PISCIS en singular, a este signo. Más bien debiera llamarse “Pisces”.

Hay varias teorías àra explicar si origen. Veamos las dos más extendidas. Para unos se trataría de Venus y Cupido, que, huyendo de Tifoeo (Tifón), se precipitan en el Eufrates y toman la figura de peces. Tifoeo, engendrado por la Tierra, superaba en estatura a los más altos montes, llegando a tocar con su cabeza los astros; su cuerpo lo tenía provisto de alas, de las manos le salían cien cabezas de serpientes y sus piernas estaban formadas por anillos de víboras. Este monstruo se enfrentó con Zeus y los Olímpicos. Este se enfrentó con Zeus y los demás dioses olímpicos. Finalmente es vencido en Sicilia por Zeus que lo aprisiona echándole encima el volcán Etna.

Para otros, Dérceto, la diosa Siria, cae en una laguna junto al Éufrates, donde es salvada por el pez grande. Tanto él como sus descendientes fueron colocados entre las constelaciones por se  Dérceto hija de Afrodita.

Tiene doce estrellas de las que tres, que están en la boca, son brillantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s